sábado, 16 de julio de 2011

Sin esperanza


Leía a Luna...

"Me llama poderosamente la atención como la relación entre Irene y Francisco se va dando, eso me encanta, amo lo espontáneo, lo natural, no me gustan esas cosas impostadas ni esas clásicas líneas de seducción, que lindo es enamorarse de alguien no porque está tratando de enamorarnos sino porque es inevitable que conociéndolo nos enamoremos de él..."

Y no pude evitar conectar una experiencia que tuve ayer. Si, no tiene nada que ver con el amor pero es con el hecho de "dejarnos" sorprender, no controlar las cosas, mucho menos suponer o ir trazando una línea para que no pierdan el camino.

Ayer tenía que ir a la Municipalidad para ponerme al día con los pagos y un amigo me dijo: "Vaya sin esperanza".

"¿Ir sin esperanza?" me cuestioné a mí misma pero no le pregunté a él la razón del comentario. Me fuí a la Muni.

En cuestión de 10 minutos había entrado, hice fila, pregunté, pagué y estaba saliendo.

Al llegar le conté a mi amigo lo que pasó y me dijo: "Ves, por eso te dije que fueras sin esperanza, sino no te hubieras sorprendido."

Y tiene razón. Aveces vamos con una expectativa y si no pasa eso que uno quiere nos "ahuevamos", el día se vuelve gris y nos apachurramos. Pero si hacemos las cosas sin esperar nada... así como el dar a alguien o hacer un favor, la vida pronto nos va a sorprender con algo que siempre hemos querido o aún mucho mejor!!!

3 comentarios:

Luna dijo...

Aunque suena un tanto pesimista, es como el que nada espera nunca será decepcionado pero corre el riesgo de ser sorprendido... Ta gonito...

Palas dijo...

Si, Luniux tienes razón... apliquémoslo cuando vayamos a la Muni, banco o cualquier institución XD jajajaja para no aburrirnos con el servicio que nos dan :P jajaja

Be dijo...

Humm interesante. Siempre te dicen "la esperanza es lo ultimo q se debe perder"; quizá a veces (como en vueltas q impliquen filas) es mejor q sea lo primero en dejar de lado entonces jajajajaja