viernes, 27 de marzo de 2009

Ojalá

Estaba algo cansada pero no pudo quedarse en casa. La soledad de su apartamento, el frío le recorría el cuerpo, el silencio le carcomía el alma.

Tomó las llaves, el celular, su cartera y salió con rumbo a las montañas de San Rafael de Heredia. Muchas noches antes, hace años, eran refugio para ella... además que las disfrutaba con sus amigos...

Escuchaba trova... iba recordando cuando aún Humberto Vargas tocaba en los bares de esa zona... se detuvo frente a La Puerta de Alcalá, pagó su entrada y se sentó cerquita del escenario, sola, no quería a nadie más.


Jugaba con su trago... un whisky negro en las rocas... bebida que aprendió a tomar en esas frías montañas con su mejor amigo...

La música de la guitarra de fondo la llenaba de nostalgias... de recuerdos... de cosas que la ahogaban y la liberaban... pero que retornaban...

Tomó una servilleta y escribió unas palabras, se las entregó al salonero para que se las diera al joven que tocaba esa noche...


Tomando un gran trago empezó a escuchar esa canción que le hizo un puño el corazón...

"Ojalá que las hojas no te toquen el cuerpo cuando caigan..."

7 comentarios:

MAGY dijo...

"Ojalá se te acabe la mirada constante,la palabra precisa, la sonrisa perfecta.Ojalá pase algo que te borre de pronto...
ojalá por lo menos que me lleve la muerte."

Ayyyy no que canción que estremece la piel y llena el alma, ojalá que el tiempo se lleve el mal recuerdo...

Besos amiga!!

La Morada dijo...

... Una de mis canciones preferidas.....



Siento que soy la del bar........

el culé dijo...

Pedazo de canción...

Mario dijo...

Excelente, como es costumbre.

No soy mucho de ese tipo de música, pero está muy buena, un excelente cierre para ese relato que nos hace ir en el asiento del acompañante, sentarnos en la misma mesa, leer lo que dice la servilleta y sentir en el alma la canción.
Saludos...

Natalia Astuácas dijo...

Ña Lá hola amiga. Muy buen post, es el sentiiento que nos inunda, que nos estremece, que nos asombra...

Un abrazote amiga, cuidate mucho, saluds a tu hermana que bueno que está mejor. Besos.

andrés dijo...

Aquellos buenos viejos tiempos e la puerta de la Alcala... el fior de Heredia, uff me hiciste recordar una buena epoca Palitas!

Amorexia. dijo...

La soledad es extraña, nos hace sentir cosasa infinitas aunque esa canción nos hable de un dictador...

Saludos desde la ausencia.