domingo, 12 de abril de 2009

Relato IV

-¡Hola hijo!- le abrazó mientras le daba un beso en la mejilla -así que esta es la famosa Ana... él me ha contado cosas de ti que apuesto que no son ciertas, además que siempre se resiste a levarte a casa aunque le he rogado.

Yo estaba roja como un tomate... ¿Yo Ana? jajajaja... bueno primero, ¿quién es Ana? entre lo que hablamos se me olvidó una pregunta importante, "¿tienes novia?" Imagino que si, claro ahora me han confundido con ella, además que un hombre como él sería un desperdicio que estuviera solo...

-Mamá, ella no es Ana... ella es...

-¡¿No?! uyyy que pena ya te maté el lance- dijo toda apenada la señora aunque confieso que no pude evitar reírme con su comentario.

-¡¡¡Mamá!!! ¡¡¡Que va a pensar ella!!!- ahora el que parecía un tomate era él... y se veía lindo jejejeje...

-Que vos sos un bandidillo y que tienes una madre alcahueta jajajaja...-dijo ella riéndose.

Procedimos a presentarnos, disculparse y rápidamente se despidió pues ya casi salía el bus rumbo a su casa. Para ese momento ya estábamos por la fuente de la Plaza de la Cultura. Había todavía bastante gente en la calle y nosotros no nos decidíamos donde continuar "el café"...

Para ese momento yo ya quería seguir la noche y él también, de lo contrario tampoco estuviera ahí aunque confieso que ese gusanito de la adrenalina ya recorría mi cuerpo... más cuando a veces al caminar nuestras manos se rozaban sin querer...

Esos ojos... esos ojos... tenían un brillo indescriptible pero cautivante... su sonrisa... y ambas se veían perfectos... tan entretenida en mis pensamientos estaba que no me fijé que el semáforo se puso en rojo y yo seguí caminando hasta que él me jaló antes de que me pasara por encima un taxi.

Al jalarme quedé abrazada, mis manos en su pecho...

De repente el ruido de la ciudad no existía (aunque si escuchaba la rapidez en la que mi corazón trabajaba), todo transcurría en cámara lenta a nuestro alrededor y mi garganta se secaba...

Pude ver más de cerca sus ojos... y sus labios...




Post relacionados:


Relato I
Relato II
Relato III

9 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

GRACIAS!!!!!!!!!

NO TE HE LEÍDO, PERO VUELVO A PRINCIPIO DE SEMANA...

DICHO QUEDA!!!!!

UN ABRAZO... Y NO ME ANDES PONIENDO APELLIDOS DE MI CASA DE NOMBRE A TUS SOBRINOS... JAJAJJAJJJJJJJ

María José dijo...

Palas:
¿Porqué la madre piensa que lo que el hijo le contó de Ana no era cierto?

Las madres no deben atosigar a las amigas de los hijos.

No hay duda de que la chica está enamorada de él.

Un buen relato.

Saludos.

TICO SOCIAL dijo...

HAYYYYYYY EL AMOR...........JAJA..
Me alegro por vos.....pasaba para saludar...cuidese mucho!!!1

andrés dijo...

Muy bueno Plaitas muy bueno... me quede con preguntas pero en todo relato sucede, me encnato un barazo, espero estes descansando!

La Morada dijo...

o.O

Jamás me esperaba a la mamá!!!!! ja ja ja ja ja

Aunque, no se xq de pronto me da lástima por ella, verla tan enamorada....

No hay quinto malo, espero la cont. ;)

Saluditos Palis!! Besos!!

Jorge B dijo...

Que bueno el toq de la mama, Palas! esta demasiado bueno la serie de los relatos =D Habra un quinto????

el mae del bajo dijo...

hola palas!!!!
pasaba a saludar y de paso lei el relato....
espero el proximo, muy tuanis....!!
saludos....

Mario_ergosum dijo...

¡Jamás imaginé que fuera la mamá!

Muy bueno Palas, aunque surgen unas cuantas dudas, ¿será que nos revelarás las respuestas en los relatos siguientes?

Saludos...

P. Vargas dijo...

Hola Palis, aqui ando poniendome al corriente con tus post, este por cierto esta excelente, y el de las pelis y los anuncios pronto los comento (me encantaron de paso)

Aprovecho para contarte que me obsequiaron un regalito en estos días que quiero compartir contigo, pasate por mi blog para darte la sorpresita.

Saludos amiga!!