domingo, 26 de abril de 2009

Del calor de hogar y la mujer


Ahora hablaba con la Pur por sms y bueno cuando le pregunté si ya venía (esta en Cerrillos) puso un SI seguido de una cara triste y bueno fue cuando me dieron ganas de vivir ese tipo de experiencias… vivir lejos de casa…

Recuerdo que cuando solamente estudiaba, en Generales mi mejor amiga, Francini, vivía en Atenas y ella se quedó viviendo más de un año en mi casa. Disfrutaba como nunca cuando nos íbamos un fin de semana para allá… la atención de su familia… sus hermanos… su hermana… sus amigos… salir a comer con ellos… el mirador… ir al parque y sentarnos a hablar… no sé, algo totalmente diferente…

Me imagino que con la Pur debe pasar algo así como… la felicidad de ir en el bus a la casa… saber que verá a sus padres, sus hermanas… su familia… el pueblo… que la van a chinear, comer comida hecha por su mamá… que cuando llega la noche antes de irse, no tiene ganas de dejar ese calorcito de hogar…

Siempre le he dicho a mi madre cuando hemos ido al super a comprar cosas para mi hermana que vive en US, que desearía vivir en otro país para que me chineen igual jejejeje comprandome galletitas, chocolates, natilla, carretitas y todo aquel antojo que sea posible de cargar en las maletas… debe ser genial saber que viene la family de visiting… y lo triste de verlos irse…

Uno que vive con la family a veces como que no los aprecia mucho, uno como que a veces le gusta estar sola… no sé… no sé… no es lo mismo… insisto, me gustaría experimentar de nuevo eso que sentía cuando iba en el bus a Atenas… alejarse de la ciudad para volver al pueblo… a la familia que lo espera a uno siempre feliz… no es que aquí a uno no lo esperen feliz pero, creo que ustedes me entienden lo que quiero expresar…

"No es lo mismo verla venir que estar con ella" jejeje

...

...

Y para terminar, cambiando de tema un poquito, me gusta bastante el artículo de Tinta Fresca de Proa, en La Nación. Para Ella, de Jacques Sagot y quisiera rescatar esta parte:

"Con la mujer los besos son más complicados. Uno no sabe… si se puede, si no se puede, si la lectura de los signos es correcta, si nuestra vanidad nos está jugando una mala pasada. No es cuestión de agallas. Es que son tan bellas que, igual que la música y la literatura, no deberían nunca ser abordadas por aficionados.

De los labios a los senos, ¡qué distancia! De los senos al pubis, ¡vaya travesía! Y del pubis al corazón mejor ni hablemos: es ahí donde el lenguaje del cuerpo es siempre, por definición, insuficiente.

¿De cuántas maneras amarlas? ¿Tocarles piano? ¿Escribirles algún poema cursi, como de colegial enamorado? ¿Hacerlas reír? ¿Todo ello a la vez? Sin duda. Y algo más: tomarlas como lo que son: personas. Así de simple. Personas, no aditamentos, galardones, amasijos de carne más o menos bien moldeados, hadas madrinas, réplicas de Salomé abocadas únicamente a representar para nosotros el eterno número de la caída de los velos.

Las sueño fuertes. Seductoras, claro que sí, que la seducción es una de las más bellas formas en que pueden explorar sus propios poderes y expresarse a sí mismas, pero no congeladas en un almanaque, prisioneras de la foto denigratoria, de la revistuca que las envilece.

Nunca son menos bellas las mujeres que cuando deben hacer las veces de fantasía masturbatoria de mil cretinos."

10 comentarios:

Sofy M dijo...

Totalmente de acuerdo.Besos

Sofy M dijo...

Hola, no entendí eso de el RELATO VI, escribiste algo?Decime en cual de todos tus blos está. Besos.

Alvaro dijo...

Primero. Yo sé, en cierta forma, lo que es estar lejos de la familia. YO vivo en San José y los fines de semana viajo a San Ramón. Ha sido así durante los últimos 12 años. Por supuesto, los veo periódicamente pero hace falta estar en la casa. Por eso digo que en cierta forma comprendo.

Segundo. Sobre lo que dice Sagot: tiene toda la boca embarrada de razón. La mujer es bella, maravillosa y un mundo, a veces difícil de comprender. A veces es difícil encontrar la forma de llegar al corazón de una mujer y en otras debe ser fácil, no lo sé. Pero son todo un reto para nosotros los hombres.

Saludos,

Salvaje dijo...

Bueno yo tuve una novia que vivía en Turrialba, yo soy de Cartago y la verdad era muy buena la experiencia de viajar a otro lado todos los fines de semana. Lo bonito que la recibían y las comidas que me pegaba de chicharrones. Ah!!!! que tiempos aquellos que no volverán.

P. Vargas dijo...

Vamos por partes...

Estar lejos y cerca de la familia es complicado, cuando estas cerca no lo aprecias, cuando estas lejos los extrañas grandemente. Me ha tocado vivir las dos y la verdad me quedo con la segunda. Los aprecio más y es todo lo que quiero. Quererlos siempre. Así que si tengo que sacrificarme para amarlos como se debe, que venga el reto.

Sobre el segundo tema. Genial. Siempre lo he dicho la mujer es lo mas hermoso que Dios pudo haber creado. No hay forma de conquistarlas y nunca se deja de conocerlas. Eso lo amo.

Cuando llega la indicada el mundo no basta para enamorarlas definitivamente. Te fuerzan a sacar lo mejor de ti, a ser un verdadero hombre, a convertirte en eterno y eso es sencillamente maravilloso.

Pero como dice la autora, que pateticos los hombres que rehuyen a la realidad y se encierran en un mundo de fantasias eroticas de calendario. Es triste ver que en la actualidad muchos prefieren ver pornografia o pagar por sexo que ofrecer una suave palabra y aventurarse en el maravilloso mundo del amor hacia una mujer.

Nunca podemos ir por lo facil. Cuando un hombre ama realmente una mujer entrega hasta su propia vida por sacarle una sonrisa, robar un suspiro, o atrapar un suspiro. Nada se compara con eso. Es un sacrificio que vale la pena. Segundo a segundo, minuto a minuto.

Una chica no merece un lugar en la lejania de una pared. Son reinas de este gran mundo y les pertenece lo mejor. Cuan agradecido estoy con Dios por haberlas creado.

Saludos Palis!!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Bueno, creo que en mi caso no me hace falta vivir to tiempo sin ellos, para amarlos y valorarlos.

Amo salir de mi trabajo y llegar a mi casa para tomar café con mi mamá y hablar to rato. O permanecer toda una tarde hecha un puño con mi hermana menor mientras vemos tele, o reír sin parar con mis otros hermanos.

Así que el dia que salga de mi casa para formar mi propia familia, sé que me van a hacer falta y los extrañaré demasiado!

Saludos

La Morada dijo...

Ya me tuve que regresar :( je je

Si bien es cierto vivir de la casa es muy difícil, sobretodo emocionalmente hablando, esa experiencia me ha enseñado muchísimas cosas.

He aprendido nuevas formas de demostrar afecto a mi familia; y a la vez se las he ido enseñando a mis hermanas para que también las puedan utilizar.

El que está en la casa quiere salir y el que tuvo que salir desea regresar, así somos los humanos, nunca estamos contentos. Lo único que queda es aprender a valorar cada uno de los momentos, dentro y fuera del hogar y lograr hacerlos placenteros.

___

Es una lástima que la mujer misma haya permitido esa conspiración de revistas y almanaques para adorno y se haya desvalorizado tanto.
Por otro lado nada como un hombre transparente, que no tema parecer cursi.

Saluditos Palis! TQM Amiga!!

el mae del bajo dijo...

de verdad es linda esa travesia de volver a casa, pero mas triste es el momento de jalar.
A veces hay que valorar lo que se tiene en casa
saludos

Cris dijo...

Es verdad uno no logra apreciar del todo a su familia, pero también es cierto que en ocasiones las relaciones se llevan mejor cuando no está la convivencia de por medio. o es lo mismo que estar muy lejos, pero cuando me mude de la casa de mis padres mi relación con mi madre (que nunca fue ni la deseada por ella ni por mí) mejoró horrores.
beso

Mario_ergosum dijo...

Sobre lo primero tengo un poco de experiencia: por estudio vivía -no lejos- pero sí sin mi familia; es una alegría cuando llega el momento de verlos, de pasar una rato al lado; y que triste cuando llega de nuevo el momento de separse.

Sobre el otro tema, es muy cierto, la mujer está lejos de ser una cosa que cumpla los deseos del hombre. La mujer es para amarla, sin medio de parecer cursi, sin miedo de mostrar que el hombre también siente, y también expresa sentimientos.

Saludos...