jueves, 6 de noviembre de 2008

Ella recordó...


Era apenas la hora cuando el sol empezaba el hermoso espectáculo de ocultarse. Hoy como otros días no pensaba perdérselo.

Subió a la torre abandonada para tener un mejor panorama.

No le costó. Desde niña ese era el sitio de refugio aunque no desde niña… sino desde aquel día en que dejó el mundo de los mortales para convertirse en una inmortal.

Ropa ligera. Siempre le gusto así. Color café, la que hacía buen juego con el color de su piel, de su cabello, de sus ojos.

La verdad amaba esta vida. Campo. Aire fresco. Naturaleza por doquier… hasta en el horizonte como este momento.

En un momento se sintió agotada. Trabajar la tierra no es fácil pero igual no lo hace mucho. Lo que le encantan son los entrenamientos, las artes marciales… atacar… defender… usar la mente de su contrario a su favor… sacar el máximo provecho… así se defendía… así defendía la casa que había formado con otros mortales-inmortales.

No escogió en ningún momento este destino. Tenía otro. Disfrutaba ese otro… pero simplemente pasó. Si, inexplicable, de la noche a la mañana… en un cerrar de ojos… como el Big Bang, eso que había escuchado comentar una vez a un profesor en la escuela pero… ahora levemente recordaba sus palabras… las habrá soñado? No… ella sabe que no fue así…

Su mirada no es la misma… no brilla como cuando sentía su presencia cerca… cuando lo descubría mirándola Escondido entre los ventanales… las puertas… los árboles…



O esa vez cuando le tomó de la cintura y la acercó hacia él… ella no podía moverse… él la invite a bailar en medio de las mesas y sillas de la clase… habían otros compañeros y compañeras a su alrededor pero de un pronto a otro para ella desaparecieron y solo estaba él… él…

Fue justo en ese momento cuando todos corrieron… todos buscaron la salida más cercana… todos huyeron… y todo fue caos…

Cuando volvió en sí, era ella…

El viento rozó su piel y la trajo de vuelta a su realidad… era un atardecer hermoso… como hermosos eran los ojos de él…

La brisa la erizó una vez más…

La verdad...

Decidió mejor dejar de pensar y entregarse a esas sensaciones…

7 comentarios:

La Morada dijo...

Genial!
Hasta lloré y todo!

Excelente post Palas!

Esas cosas que pasan a veces y uno se olvida completamente del mundo para concentrarse en una única persona. ^^

Un abrazo Palitas!!!

Amorexia. dijo...

Las cosas no son las mismas sin nuestro complice, y de pronto desde el punto de vista de un invicible...

Demasiado bueno. me encanta ese toque maldito con delicadesa de mujer.

Saludos a deshora.

andrés dijo...

Muy loco Palitas me encnato al historia, es mas como una poesia triste recordando epocas y disfrazando ausencias... muy bueno palis y gracias por el Icono y el apoyo incondicional de mi colega roncera!!!! Un abrazo

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Que lindo!
Me encantó

Cuando la mente divaga pensando, recordando, suspirando

El Culé dijo...

Snif snif...

Muy bonito Palitas

Palas dijo...

jejeje... gracias por los comments... se les agradece de verdad...

Terox dijo...

Por algo dicen que recordar es volver a vivir...