lunes, 6 de junio de 2011

Y después de la tormenta...


llega la calma...

Me siento mejor. Relax. Que cosa, como todo cambia en minutos, con momentos de paz y silencio y de como la cabeza se enfría.

Que delicia... así si puedo dormir tranquila y despertar para un nuevo día.

No es que nos ahogamos en un vaso de agua, no, a veces puede ser una cucharita llena de agua y otras es una tina o un río desbordante.

En fin, me siento mejor. Me volvió el apetito. Puse Warner para reírme un rato con una comedia. Dormiré feliz y siempre confiando en Dios pues Él nunca me ha desamparado after all!!!

"En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado."
Salmo 4.8

2 comentarios:

Luna dijo...

Siempre toca que salga el sol, por más oscura la tormenta, por más negra la noche. Mañana será un día nuevo y la esperanza es que traiga cosas mejores con el día. Que tengás lindos sueños y un sueño reparador que te devuelva la energía y el ánimo que necesités.
Besos.

Palas dijo...

Luniux!!! Gracias a Dios me sentí (ese día del post) mejor jejeje x dicha hay un nuevo día y hay más energía para hacer las cosas bien y vivir felizmente el día :D espero que te encuentres super bien!!!