jueves, 23 de junio de 2011

Rating, Sentido del Humor, Responsabilidad...


Recientemente murió un jugador de fútbol de Costa Rica, Dennis Marshall. Muchos le recordarán porque fue el anotador del último gol de la Selección en la Copa Oro donde nuestro país hizo un papel almirable... si el ridículo...

Le dió alegría a los ticos, le trajo esa esperanza que aunque nos duró poco, hizo a miles de ticos felices por un rato.

La Pur criticaba lo amarillista que fue la prensa... irresponsablemente se había "confirmado" que la madre del jugador había sufrido un infarto y había fallecido... mentira. Otros publicaban crudas fotografías del accidente esperando subir el rating de sus canales o publicaciones...

¿dónde quedó ese límite en la prensa? primero, ¿cuál límite? Privacidad... ¿privacidad? en ese caso no se estudia periodismo para respetar privacidades y menos se es una figura pública para conservarla pero... ¿dónde esta el sentido común? ¿acaso si fuera nuestro caso quisiéramos ver nuestros esposo, amigo, padre, hermano, hijo, etc en ese estado?

Supongo que dolió... duele y mucho... Ojalá la prensa recurriera a buscar noticias de verdad, productivas y con sentido para aumentar el rating pero estamos en Costa Rica... donde todo se vale...

No estoy de acuerdo con la declaración del hermano del jugador Wilson, quién había muerto en la ruta 32 también. Le pedía al Gobierno que hiciera algo con la carretera y es ahí donde nosotros como ciudadanos y personas tenemos la responsabilidad. Para nadie es un secreto que el MOPT, CONAVI o quien sea, no es muy eficiente pero más de una vez recuerdo las noticias de que se cerraba esa ruta para la demarcación.

Si observabas las tomas, se podía ver la carretera debidamente demarcada. Si, el carro se metió en el otro carril, con la mala "suerte" de que venía el otro carro... el final todos lo sabemos pero es que nadie se muere tampoco antes de su tiempo.

Sabemos que la carretera es peligrosa. Sabemos de los límites de velocidad. Sabemos de las curvas peligrosas. Sabemos... pero cuando estamos sentados detrás de un volante creemos que eso no nos va a pasar a nosotros...¿a dónde queda nuestra responsabilidad como conductores?

Debemos respetar límites de velocidad, no acelerar en curvas, usar el cinturón de seguridad, chequear constantemente el estado del carro.. usted sabe, esas gotitas de líquido que puede botar el carro puede ser mortal con las lluvias... en fin, no creo que sea culpa del Gobierno lo que pasó.

Creo a la vez que todos tenemos un día en que debemos partir y del cual difícilmente nos avisan... Si... talvez si Saborío no hubiera botado el penal estarían en Estados Unidos, si... pero no tocaba... sea como sea, las fichas se acomodan para que lo que debe pasar, pase... por más que tratemos de huírle a la muerte.

Respeto por los sentimientos ajenos. Sentido común para la prensa. Tranquilidad para aceptar la hora. Responsabilidad propia de nuestros actos y RIP Marshall... te despediste con un golcito...

4 comentarios:

andrés dijo...

Como le comentaba a la Morada, la prensa se escuda bajo la excusa de que estan informando sin pensar en la familia del fallecido que se enteran por medio de chismes y noticias a medias - no hay derecho a hacerlos pasar x esto, es una irresponsabilidad-

Hace años no tenemos noticieros de verdad en Costa Rica - hoy dia son espacios dedicados a los Sucesos, a la sangre y amarillismo...

No hay responsabilidad ni nadie que los soque!

Palas dijo...

Tampoco es que hay Sucesos... los noticieros se han convertido en... quien presenta mas amarillismo y reportajes... ¿donde quedaron las noticias?

Luna dijo...

Muy de acuerdo.
Va a sonar muy feo lo siguiente, todo muerto es bueno y a veces debido al dolor de los seres queridos es muy duro aceptar las responsabilidades de nuestras acciones, conducir no es un juego y la gente no comprende que te subís al carro y puede ser tu última vez, por eso se debe ser precavido, una lección para todos.
Pero tampoco se justifica que los medios despotriquen sin respeto a los sentimientos de los allegados y el mínimo respeto a la vida humana.

Palas dijo...

Luniux, teneis razón!!! ;)