jueves, 9 de junio de 2011

¡Me emputa!


Hace más de un año una señora que era amiga de mi madre le compró varios artículos y la deuda quedó estancada en casi 170mil colones. Mi madre me dejó "encargada" de pasar a cobrar religiosamente esa deuda... cualquiera pensaría que ya saldó su deuda pero no.

Más un de un año de esa deuda solo he podido "pellizcarle" abonos de 5mil... 10mil... 15mil... y para el aguinaldo se "botó" con 20 mil colones, hoy 9 de junio del 2011 debe 70mil y así como que las intenciones de honrar la deuda no son claras.

Perdí clases más de una vez por pasar al trabajo a cobrarle como ella me sugería pero tras de que me hacía esperar media hora, al rato me salñia con alguna excusa:

1. Dejé la billetera en la casa
2. No me han pagado todavía
3. Estoy esperando el aguinaldo para cancelarle...
4. Estoy esperando el ahorro escolar...
5. Es que me embargaron el salario por error pero ya casi se arregla
6. Es que me asaltaron y no tengo cédula ni tarjetas
7. El cajero no sirve
8. Esta incapacitada
9. No vino hoy
10. Esta en reunión

Y más...

¡Qué cansado con esta mujer! Es que ni verguenza de tener el perro amarrado...

¿Porqué no dejo de cobrar y paso esa deuda a la sección de "Incobrables"? Pues por el simple hecho de que mi madre se ganó ese dinero con el sudor de su frente y el dolor de sus articulaciones para que venga una tipa y se burle de ella de esa manera. Por el simple hecho de que es dinero de mi madre y ella lo necesita... no es justo!

Lo que más me molesta es que se diga "cristiana", así que me molesta que juegue de buena "hermana", de persona ejemplar y que se olvide o más bien de que utilice a su "prójimo"... en fin... no es extraño que personas sinverguenzas se escuden en una religión para hacer de las suyas...

¡Me emputa! y grandemente...

Ya deseo el día en que cancele esa deuda y deje de ver su rostro...

4 comentarios:

Luna dijo...

Toda la razón tenés, hay gente demasiado descarada y sinvergüenza, no te explicás cómo no les da pena ser tan carebarros.
Ojalá pronto puedan terminar esa torturosa espera y no tengás que verle la cara.
A mi me pasó algo similar con un dinero prestado, la lección es NUNCA pero NUNCA prestar o dar fiado a NADIE.

Palas dijo...

Si... que forma de aprender... no? Yo espero en Dios que pronto pague y no volverla a ver... y en cuanto a mi madre ya le prohibí vender a pagos!!! jajaja XD

andrés dijo...

Es de lo peor que uno puede hacer, groso error prestar dinero - yo pienso que cuando lo haces tenes que tener un porcentaje de aceptacion de que no la vas a recuperar, asi te ahorras dolores de cabeza.

Ahora si queres paz, mejor decir no cuando te piden!

Palas dijo...

Colega, totalmente de acuerdo... me trago estas cosas solo por que es de mi madre y ella necesita ese dinero, de lo contrario hace tiempo hubiera dejado de cobrar.

;) espero que te esté yendo super bien!!! besitos ronceaditos