jueves, 3 de marzo de 2011

Mañana


Nada como llegar a casa, rápido sin presas, con la larga fila de carros en contra...

Cero buses... cero atrasos... solo esos 15 minutos entre tu trabajo y casa...

Hoy nada como pasar a la panadería y entrar corriendo a poner el agua para la aguadulce...

Pan con natilla y aguadulce... esa satisfacción de que tu día está terminando mientras que el de otros recién comienza... jijijiji...

2 comentarios:

P. Vargas dijo...

Solo puedo decir: Que rico!! Rajado, no hay como el pan con natilla, y aguadulce caliente en estas tardes de frío que nos han llegado en estos días jeje

Me dejaste antojado Palis jeje

Un enorme abrazo, un placer leerte de nuevo!

Palas dijo...

siiiiiiii... es tan rico!!!

;) espero que te quitaras el antojo y que no sea como las costillas!! jaja

besos y aquí estamos de vuelta!!