martes, 22 de marzo de 2011

Añoranza de una diosa


Si te digo que tomé tiempo para volverte a pensar, no sé si me lo creerías. Parece que han sido siglos los que han pasado pero apenas unos años y si digo que no te pienso, que no te aprecio, que no te extraño...

Seguí mi vida, si, no lo niego pero tampoco es justo negar que no me han hecho falta las llamadas a las tres de la mañana... los cafés de madrugada... de la tarde... las historias... las habladas... ya hasta la trova no tiene el mismo sabor.

Me he sentido tentada a decir "Hola" y mi dominio propio no me deja ni escribirlo... lo escribiré, algún día... puese que hasta algún día te visitaré y en lugar de una bandera blanca lleve una taza de café.

Mon ami... se te piensa, se te extraña... solo deseo que la vida, "los dioses" y las mortales te traten con todo el respeto, amor y cariño que mereces. Desde mis aposentos te añoro e imploro que en todo te vaya bien.

3 comentarios:

Jeanne dijo...

Mi estimada Palitas, siempre recordaremos a las personas de marcaron nuestra vida, es difícil dejarlas ir, sólo nos queda esperar el momento preciso para decir ese "hola"

Te sigo leyendo...

Be dijo...

Ufff cielo! Cómo me llegó este post, hay personas q llegan a significar muchísimo en nuestras vidas definitivamente.

Y creéme q si x una u otra razón, la distancia fue la respuesta. También en algún momento el tiempo permitirá un hola o incluso, una taza de café.

Un abrazo!

TRES CHIN DE LINO dijo...

Difícil, muy difícil enviar ese Hola.. hasta que mi corazón tenga un caparazón de metal no veo por donde pueda compartir esa taza de cafe, simplemente: dificil