sábado, 4 de diciembre de 2010

A propósito del 5 de diciembre...


Luis Antonio Sobrado, Magistradro Presidente no lo pudo decir mejor...

¿Por qué debemos ir a votar?

¿Por qué debemos ir a votar? Porque así expresamos nuestro compromiso con la democracia. Democracia que construimos entre todos y que debemos abonar a diario. Democracia que, como forma de vida, es difícil de consolidar y fácil de perder.

No nos confundamos: que un pueblo pueda votar con libertad es una rareza histórica.

Miremos alrededor: ¿cuántos países no gozan de ese privilegio?; ¿cuántos siguen derramando sangre para conquistarlo?

Hoy el mundo nos observa: ¡que vean nuestro entusiasmo democrático! ¡Que en el concierto de las naciones la pequeña Costa Rica siga destacando por su decisión de vivir en libertad! La abstención no logra nada. Solo expresa desidia y falta de carácter ciudadano. Ser vasallo o simple expectador es fácil. Pero hay que tener coraje ciudadano para tomar las riendas del futuro, votando.

¿Por qué debemos ir a votar? Porque para cada comunidad y persona hay mucho que ganar pero también mucho que perder. Estas son las elecciones de su barrio. Usted, mejor que nadie, conoce las necesidades del lugar en el que vive y a los candidatos, que son sus vecinos.

Si elegimos a gente capaz y honesta, podemos aspirar a municipalidades más eficaces, mayor seguridad en el barrio, mejores calles y más parques. El buen gobierno municipal es muy importante, sobre todo ahora que hay comunidades tan afectadas por lluvias, inundaciones y deslaves.

Pero si dejamos que otros elijan por nosotros, luego no podremos quejarnos. Que quede claro: una decisión electoral acertada traerá progreso y bienestar. Una decisión equivocada (y la peor de todas es no votar) podría empeorar las cosas.

¿Por qué debemos ir a votar? Porque no todos los candidatos son lo mismo.Hay más de 15.000 candidatos propuestos. El menú es amplio y, en sus virtudes y defectos, constituye un auténtico microcosmos de nuestra sociedad. Hay suficientes opciones para, con nuestro voto, apoyar lo que se esté haciendo bien y corregir lo que se esté haciendo mal. La experiencia demuestra que las municipalidades son diferentes en la calidad de su gestión. Por eso de nuestros votos depende agravar o resolver los problemas que enfrentan nuestros barrios

¿Por qué debemos ir a votar? Porque votar es un gusto. A diferencia de como ocurre en las dictaduras, con el voto libre se nos toma en cuenta y se confía en nosotros. Se nos toma en serio, nuestra opinión pesa y se nos responsabiliza de nuestro futuro. Se nos empodera como ciudadanos capaces de saber cómo estamos y qué necesitamos. Sin duda, votando damos el mejor ejemplo a las nuevas generaciones.

Nuestro reto como país: mejorar los índices de participación de las dos elecciones municipales anteriores.

¡Costarricenses, vamos a votar!

Apostemos por Costa Rica.

Demos vida a la democracia.

Seamos su mente y corazón.

En vez de sumar problemas, tomemos parte de la solución.

Con energía y decisión, construyamos un mejor futuro.

¿Habrá alguna excusa buena para no hacerlo?

Noticia: http://www.nacion.com/2010-12-03/Opinion/Foro/Opinion2610855.aspx

No hay comentarios.: