martes, 14 de diciembre de 2010

Escapada


Por un momento

Un segundo

La vida tuvo que desistir que siguiera con ella, lo siento, me canso...

Necesito un descanso, una tarde que dure mínimo 72 horas

Dormir hasta tarde

Un baño relajante

Comer una caja de helados enteras o una ensalada de frutas bien fría

Andar en pijamas

Que el teléfono no suene cada 10 minutos

Un masaje

Una brisa agradable

Una bebida refrescante

No quiero un año viejo y uno nuevo, no es una transición en papel quiero ser parte de ella

Dar gracias por lo bueno y malo del 2010 pero empezar con el pie derecho el 2011... pensando en mi...

Chineándome a mi...

Queriéndome más de lo que ya me quiero para así poder querer a los demás, pues, ¿cómo querer al prójimo si no soy capaz de quererme a mi misma?

Una piscina, una sombra, una bebida refrescante y uno ahí relax... con mucho en qué pensar pero no pensando en nada...

Escaparse de la rutina, de la familia, de los amigos y del trabajo... todo se vale con tal de darse el tiempo para uno mismo... no es un pensamiento egoísta, no, creo en que cada persona tiene que darse su tiempo personal para estar feliz consigo mismo y poder así disfrutar más la vida.

Quiero irme manejando aunque sea al Puerto, comer un churchill, no pensar en trasnochar ni en exámenes de la U ni la presión de llevar bien una casa o los pedidos...

Sin duda lo haré... no hoy ni mañana pero lo haré...

2 comentarios:

P. Vargas dijo...

Justo en estas semanas, concuerdo contigo, necesito un alto en el camino, necesito salirme de la rutina, de los exámenes, los problemas y el trabajo. De verdad que necesito un descanso...

Cuídate mucho amiga, un enorme abrazo!

Mario_ergosum dijo...

Es muy necesario tomar esos momentos para uno mismo, son como el combustible para el "trajín" del resto de los días, y muy bien dicho, como querer a los demás si no nos queremos a nosotros mismos.
Saludos Palas...