jueves, 2 de diciembre de 2010

Muchas preguntas, cero respuestas


¿Qué desayuno?¿Hay algo para cocinar o debo ir a la pulpería?

¿Qué hago? ¿Me duermo ya o busco comida y luego duermo o me voy a hacer mandados?

¿Porqué pienso? Ni idea. ¿qué espero? Tampoco

Hoy es uno de esos días que el frío del ambiente forma parte de uno... es cuando surgen miles de preguntas pero cero respuestas y la verdad uno no quiere ni buscarlas... es un día neutro.

Quieres cariños, apapachos, amor... pero que lleguen a ti, no buscarlos.

Quieres comida rica pero sin la necesidad de cocinarlos.

Quieres la mejor de las compañías pero valoras ese silencio... aunque sería un éxito la lluvia cayendo sobre el techo.

¿Estoy bien? ¿Busco lo que quiero? ¿Es lo que quiero lo que necesito? ¿Me alcanza? ¿Qué pasará?

Unas vacaciones caen como anillo al dedo pero no tenemos anillo en el dedo y eso realmente no urge... el anillo... las vacaciones si!

Quieres hacer y deshacer... pero el tiempo no da para tanto, solo para una cosa cuando tienes pendiente hacer como diez... ¿una de diez? es igual de peor que me pongan dos opciones de comida cuando tengo hambre... no puedo pensar y se me antojan ambas...

¿solo 24 horas? ¿menos cuántas hasta el momento?

¿será? mejor luego...

y el día sigue gris, uno en neutro y sin desayunar...

2 comentarios:

andrés dijo...

Que aguebado esos dias en los que no queres ni pensar, tenes necesidades fisicas pero la mente quiere descansar, delegar la toma de desiciones...

Con estos frios un apapacho es la receta magica Palitas!!!

Un beso-te

Palas dijo...

Colega, mejor receta no pudiste dar... y cuando me encuentro apapachada dejo de pensar... aahh... que ganas de un apapachooo!!! ♥