martes, 14 de diciembre de 2010

Grito (mudo) desesperado


Lloraba...

Sola en mi habitación y dudo que haya sido el episodio de Bones que acabo de ver.

Me manejo un dolor de ovarios que el hombre más valiente no podría soportar.

Leo Facebook y cierto comentario me dió colera y a la vez envidia... ahora las materias no se pasan por los conocimientos que adquieres sino por el escote que lleves.

Esta noche no debería estar sola pero lo estoy. No debería trabajar pero me estoy alistando.

Con lo que amo los días fríos y lluviosos ah pero aquí estuvo un sol insoportable.

Quiero solucionar todo pero no poseo tanto poder.

No quiero perder dinero ni tiempo, aunque confieso que no creo que este perdiendo mi tiempo, el dinero ya es otra historia.

Quiero que se sientan orgullosos pero no suelo ser tan complaciente.

Se me cuelan unas diez lágrimas en mis ojos y quisiera gritar del dolor pero estoy callada.

Quisiera hablar con alguien pero no encuentro esos [email protected] oportunos hoy.

Me desahogo con las letras, no escribo en la arena sino en el papel electrónico, donde a pesar de que lo pueda borrar luego, no lo haré.

Escribo para sentirme mejor, para gastar mis minutos de sueño, para que no haya esa décimo primer lágrima y para no dejar sordo al mundo con mi grito.


P.D. Este fue el mensaje en Facebook más oportuno:

"Never give up. When your heart becomes tired, just walk with your legs - but move on.
Nunca te rindas. Cuando tu corazón se canse, camina sólo con tus piernas - pero sigue adelante."

3 comentarios:

Mario_ergosum dijo...

Existen esos momentos de frustración en que se quisiera solucionar el mundo o al menos tener la posibilidad de hacerlo. Son momentos propicios para analizarse uno mismo, y si uno está haciendo las cosas bien confiar en que tarde o temprano las cosas van a mejorar.

Elefante dijo...

Compañera, es bueno llorar, pero por una buena razon, a veces el sentirse impotente lo desanima a uno, y la vida se convierte en una quimera, en donde no se sabe que es real, o cual realidad queremos vivir.

Solo nos queda a veces pedir fuerzas a donde sea que hay que pedirlas, y tratar de que las desiciones que uno tome, lo llevem por el sendero correcto, y muchas veces el correcto no es el que uno añora.

andrés dijo...

Yo he tenido varios momentos asi ultimamente palitas, siento que pierdo el tiempo y q esta cia me drena la energia, como sacar agua de un bote que no tiene piso.

Pero no hay que dejar que estas cosas nos definan - podemos agachar la cabeza, esta bien, hay que descansar, retomar pero no bajes la mirada. No vale la pena, la vida tiene demasiadas cosas buenas que aun nos faltan x conocer, un abrazo