sábado, 16 de mayo de 2009

Un pequeño cuento, una gran realidad


Nasrudin conversaba con un amigo.

- Entonces, ¿nunca pensaste en casarte?

- Sí, pensé –respondió Nasrudin. – En mi juventud resolví buscar a la mujer perfecta. Crucé el desierto, llegué a Damasco y conocí a una mujer muy espiritual y linda; pero ella no sabía nada de las cosas de este mundo.

Continué viajando y fui a Isfahan; allí encontré a una mujer que conocía el reino de la materia y el del espíritu, pero no era bonita. Entonces resolví ir hasta El Cairo, donde cené en la casa de una moza bonita, religiosa y conocedora de la realidad material.

- ¿Y por qué no te casaste con ella?

- ¡Ah, compañero mío! Lamentablemente ella también quería un hombre perfecto.


by Paulo Coelho

5 comentarios:

KagosaVampire dijo...

Típico de los seres humanos, siempre buscando una pareja perfecta, sin comprender que son las imperfecciones las que hacen todo más interesante.
Saluditos!

Io dijo...

La pareja perfecta es aquella de la que te enamoras...

Alvaro dijo...

Creo que hablar de 'pareja perfecta' no es lo más adecuado; yo diría que eso es casi un mito.

Creo que es mejor decir pareja ideal. Si te relacionas con una persona que hace que des lo mejor de tí, creo que has encontrado a la persona ideal. E igual, si logras hacer que esa persona dé lo mejor de sí misma, entonces tu eres la persona ideal para ella.

Lo malo es que a veces no nos fijamos en los parámetros adecuados y podemos elegir mal.

Saludos,

MEGAPRIMO dijo...

Caramba cuantos habran dejado ir de sus vidas al verdadero amor solo por ir detras de "esa pareja perfecta", cuantos deben llorar lagrimas de sangre por esas estupidas razones.

Que viva el verdadero amor aunque muchos tachen de feas a algunas parejas.

Salu2.

El Mae de Desampa dijo...

Muy cierto! Y de eso hablaba ahora con una amiga.

Pero no veo nada de malo a que uno busque lo mejor, solo que hay gente que se pasa.

Besos