lunes, 18 de mayo de 2009

KFC y su Servicio al Cliente


"Soy hombre, es decir,
animal con palabras.
Y exijo, por lo tanto,
que me dejen usarlas"

Bien lo escribió alguna vez Debravo y hoy lo puso Amorexia en uno de los 100 comentarios del post de Julio Córdoba... así que usemos las palabras...

Hago un copy y paste del post por las siguientes razones:

1. Más de tres veces he recibido un MAL trato de parte del personal de KFC, en mi caso del de Heredia (frente a Plaza Heredia) y del que está en Paseo Colón. Me quejé, si, la primera si tuvieron la "amabilidad" de llamarme porque había hecho la denuncia en CARTAS A LA NACION y bueno, si salió publicada... si, buscaron por cielo y tierra mi número (porque no se lo dí a nadie) y weno, me llamaron...

La tercera vez hablé con el "coach" que llevaba no más de una semana de que lo cambiaran del restaurante de Escazú al de Paseo Colón y bueno... digamos que "hizo lo que pudo"... pasé más de 4 meses de no comer KFC... en esa oportunidad el servicio al cliente de la cajera dejó mucho que desear...

Ahora leyendo lo que le pasó a Julio y su amigo José, pues lo creo... Creo que KFC en CR (no sé en otros países) así como tienen muy buen personal, también contratan gente que uno dice... WFT!!!! ¿de dónde la sacan? ¿saben lo que es un curso de Servicio al Cliente?

Pero bueno... no quiero extenderme pero si ponerles el post original... es indignante... y mañana hay que escuchar a Amelia Rueda a ver que pasa con eso... KFC es un nombre que le queda muy grande a varios empleados... entre ellos Arroyo... El Coronel debe estarse revolcando en la tumba...

Gerente de KFC trata cliente de "imbécil"

El sábado coincidí con José, un amigo que nunca veo, frente a los cines de Multiplaza del Este. La conversación se puso amena como siempre ocurre con la gente que uno estima pero rara vez se topa.

Se nos ocurrió comer algo para seguir la hablada de paja y subimos al KFC de ese centro comercial. No había fila y el gerente se tomo el rato para atendernos pero cuando terminamos la orden respondió que estaba cerrado. José se indignó y le dijo que hubiese dicho antes para no perder tiempo. Yo no dije nada pero pensé lo mismo.

Cuando íbamos como a 4 metros en otra dirección el gerente gritó en tono altanero, retante y pachuco "¡NO SABES LEER IMBÉCIL!", volteamos y nos señaló los rótulos que dicen cerrado sobre las cajas.

José le exigió el nombre y el numerito siguió "mae, siga por donde vino, dejemoslo así" entre otras cosas de peor sabor que las papitas que ahí hacen. Traté de alejar a mi amigo del mostrador porque el gerente lucía tan molesto que temí un episodio de rayos gama. Para él era obvio que estaba cerrado y por eso somos imbéciles (me incluyo porque tampoco leí el rótulo).

Mi amigo leyó el gafete y señaló -Cristian Arroyo, coach, sepa que no voy a permitir este irrespeto, esto no se va a quedar así- mientras el gerente/coach seguía su listado de letanías, indigna hasta para la peor de las sodillas de la zona roja.

Aunque fuese obvio que las cajas estuviesen cerradas, un gerente no tiene derecho de ofender a un cliente que quería consumir en su restaurante, valga la observación que los rótulos de cerrado estaban exactamente en el punto donde generalmente se coloca publicidad; lugares que están saturados de ofertas, muñequitos o cualquier recado ("no tenemos menudo..." "exija la factura...", etc).

Dentro de la ingrata experiencia de ser consumidor en el tercer mundo nunca esperé que del otro lado del mostrador trataran de imbécil al cliente. Ni un burócrata en propiedad, primo de diputado y amante de jefe en institución pública trata así a las personas.

En tiempos de crisis unos comercios buscan cómo mantener y hasta aumentar sus clientes mientras otros los tratan con desprecio. Para que un gerente trate de "imbécil" a quienes cometen el error de elegir su cadena de restaurantes tiene que ser porque en alguna medida ignoramos algo que, en mi caso, prefiero no saber porque podría estar relacionado con el producto. Ojos que no ven... estomago sin pega.

De quien siento pesar es de los empleados de esta cadena. Es un hecho que en esa abstracción llamada crisis muchos jefes y patrones toman ventaja de la vulnerabilidad económica y emocional de quienes menos ganan y más necesitan el trabajito. No puedo hacer otra cosa que hipotetizar que si el cliente de KFC es tratado de "imbécil" el empleado podría estar peor que chino de minisúper.

Mientras el Coronel Sanders promovió su marca con entusiasmo el coach Arroyo hace que me produzca asco... tal vez es hora de empezar a comer sanito para no ser tan imbécil.


Post relacionados... Chalupas KFC

9 comentarios:

Gama dijo...

Definitivamente hay que dejar de ser tan mansitos en este pais y exigir que se nos trate como lo que somos, consumidores que pagamos y carito las cosas que deseamos. Hedicho a noooo ese es otro jajajajajaja!!!

Mario_ergosum dijo...

Estoy de acuerdo con Gama, y creo que este caso sienta precedentes del poder de los blogs; destaco también el papel del periodismo 2.0 hecho por Doña Amelia Rueda.

Saludos...

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

Fuerza Blogger !!!

andrés dijo...

Estas situaciones nos llaman a recapacitar en la forma que dejamos fluir nuestras emociones sin considerar a la persona que esta al frente de nosotros o pensar si es necesario rebajar las conversaciones a esos niveles. Si uno grita y es agresivo no puede esperar otra respuesta.

Y mas alla que el tico despierte y se de cuenta que todos merecemos justicia y un buen trato, a no quedarse callados.

Todo esto sucedio en menos de un dia, es un llamado de atencion a todos, debemos mejorar, debemos hacer el cambio, es responsabilidad de todos

Mujer de Maiz dijo...

Como decia yo en el blog de Julio, al menos KFC Costa Rica tiene un serio serio problema de recursos humanos, porque lo primordial para ellos es reclutar personas cuya principal aptitud sea el buen trato a las personas...y por lo visto eso no es lo que esta entrando a trabajar con ellos.

A mi me gusta la comida de KFC lo confieso, pero estas varas aguevan de verdad. Y no solo ahi, sino en todos los demas restaurantes, tiendas, instituciones, etc.. que piensan que el cliente es un majadero simplemente porque reclama lo que es justo. Saluditos!!!

Julio Córdoba dijo...

Muchas gracias. No quiero jugar de dramático pero creo que estos episodios son los que pueden terminar mal. Por dicha no fue el caso pero lo importante es sacar la propia moraleja.

Anónimo dijo...

Yo trabajaba hasta hace dos emanas en kfc como miembro de gerencia y lo que puedo decir es que no es que recluten mal a las personas sino que el trato que nos dan es en realidad una MIERDA, uno tiene ganas de trababjar bien y tratar bien a los clientes pero la precion que nos rodea dia a dia nos convierte en otras personas que aveces actuamos de formas que n nos enorgullese y toda esa presion que sentimos es solo por el dinero, ellos se olvidaron de los clientes y la gente que trabaja con ellos y solo piensan en dinero y no saben que no lo van a abtener sin la gente por eso kfc se esta quedando sin gente y a sido la unica empresa que apesar de la crisis siempre tiene que buscar empleados

MEGAPRIMO dijo...

Una vez estaba con mi esposa en KFC, habìa un niño como de 2 años llorand y dando gritos, la pobre señora trataba de consolar al rubio chiquitin cuando llego una empleada con cara de pocos amigos y le dice:
-Señora hagame el favor de callarlo de una buena vez o tenga la amabilidad de salir de inmediato, estan molestando a todos los cliente...
-Disculpe señorita, es que se quemò las manitas con el pollo..
-Ese es su problema, por favor coopere con el orden...
Tuve que sostener a mi esposa de fijo ya iba a decirle a la empleada hasta de lo que se iba a morir.
Otro ejemplo del mal trato y falta de respeto a los clientes de parte de los empleados de KFC.

Salu2.

Sonia dijo...

No hay excusa para que a un cliente se lo trata mal .. uno para tener ese puesto tiene que aprender que todos los problemas se los deja a un lado .. estos lugaras hay gente que se porta como si le estuvieran pidiendo limosna ...kfc capaciten a su personal