viernes, 28 de octubre de 2011

El deporte en Costa Rica


Mi versión del porqué no prosperamos.

Advierto que:

Esto es puramente mi opinión.  No estoy metida en la burocracia política de mi país ni estoy al tanto de quienes tienen los medios para mejorar estas áreas pero igualmente opino.

Escuchaba a Pilar Cisneros en su debate en vivo con respecto al fracaso de Costa Rica en los Panamericanos. ¿A quién le gusta perder? ¡A nadie! No hay nada más bello que escuchar alto el nombre de mi país... a más de uno se nos erizó la piel cuando Nery Brenes alcanzó la medalla de oro en esta oportunidad así cuando recuerdo una selección tica Sub algo hizo un buen papel en un Mundial Sub algo... se les recibió casi que con  bombos y platillos. Vayamos más lejos... ¿no se les erizó la piel cuando las hermanas Poll sacaron la cara por nuestro país y dejaron el nombre en alto? y vengámonos más para acá... ¿Hanna Gabriels en el Estadio Nacional? A mi si se me erizó la piel.

En Costa Rica hay un grave problema.  La palabra deporte se asocia en un 90% al fútbol.  ¿Acaso los demás deportitas/atletas no significan nada?  Bien se dice y se ha notado que son los deportes individuales en los cuales se deja el nombre de Costa Rica en alto: Nery Brenes, hermanas Poll, Gabriela Traña, Hanna Gabriels, Craig "Tequila" Schieber, entre otros.

¿Porqué unos si y otros no?

Yo me atrevo a pensar que es algo que se lleva dentro, ese deseo de sacrificarse en los entrenamientos para dar lo mejor de sí... sacrificarse para dar lo mejor con lo poco que tienen.  Más de un atleta tiene que dedicarse a trabajar, a su familia y tras de todo sacar tiempo para hacer eso que le gusta...  eso que siente... y es cuando cuestan  más las cosas que más se aprecian.

Comentaba ayer con un grupo de amigos que la última selección mayor que  yo haya visto que amó la  camiseta fue la que asistió a Italia 90.  Si hacemos cuentas, el jugador que fue a ese Mundial no se parece en nada al actual jugador de fútbol.  Algunas diferencias: el amor a la camiseta, el look más estilizado, la actitud, etc.

Ahora el jugador de fútbol es mañoso. No lo han ni tocado cuando se ha tirado de una manera al piso que pareciera que lo tienen que sacar en camilla pero un minuto después sale corriendo.  Se preocupan más por no despeinarse que por pelear el balón o dar un último esfuerzo.  Quieren más beneficios y no dan nada a cambio.  Se agarran a golpes en la cancha y no quieren ser responsables de sus actos, en esto los mismos directivos de los clubes y la Fedefútbol tienen la culpa... todo se los perdonan...

Falta, a mi parecer, lugares adecuados para la práctica del deporte.  Entiéndase deporte por fútbol, fútbol americano, atletismo, natación, ciclismo, boxeo, ajedrez,  etc.  Más difusión de parte de la prensa de estos deportes.  Más patrocinadores.  Más aficionados.  Más recursos y menos políticos.  Más ganas y menos burocracia.  Más democracia y menos dictadura de directivo en todas las instituciones que dirigen y pueden desarrollar el deporte en el país.

Se me ocurre una Escuela del Deporte.  En la cual existan los entrenadores adecuados para cada disciplina.  Un programa integral y balanceado entre la salud, la educación y el deporte.  Así como becas para que si un atleta tiene ese don, pues que lo desarrolle desde niño, joven y adulto...  Tal vez lo que falta es gente que quiera y dejen trabajar.

No hay comentarios.: