viernes, 27 de mayo de 2011

Me rindo...


Me rindo...

Me cansa...

Suficiente...

No tengo más fuerzas
no sé que más hacer
no sé lo que quieres que haga para quedarte bien el 100% de las veces...


Soy mortal, humana, de carne y hueso.

No hago milagros, no soy Dios.

Ayudo. Te ayudo. Me ayudo.

¿Valgo menos que un árbol?

¡¡¡Nooooo!!!

Por favor... no seas injusta conmigo, no lo merezco...

6 comentarios:

  1. ¿Más rendidas todavía? A veces estamos tan rendidas ante ellos que ni un árbol valemos, por mucho una excusa, yo diría no rendiciones, hora de recorte de suministros! :P

    ResponderEliminar
  2. ¿recorte de suministros? XD jajajaja... nada mal la idea...

    aaahh (suspiro) que hago con ellos...

    ;) thanks Lunita for coming!!!

    ResponderEliminar
  3. Con los suministros? Mi niña, buscarnos otro o querernos mucho y reservarlos para quien realmente los valore y no deje que nos rindamos.

    ResponderEliminar
  4. Luniux... querida... no es por un hombre por el que me rindo sino por mis padres...

    ResponderEliminar
  5. Ah.... En ese caso, yo también me rindo!!!
    Son un caso los papás! :/

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaj mon ami, entonces seguimos repitiendo las mismas historias hasta en eso!!!! jajajaja

    Si, son un caso completito jajaja ;)

    Besos y abrazos!!!

    ResponderEliminar