miércoles, 28 de octubre de 2009

Un alto en seco


La vida a veces nos para en seco. Si cuando se cansa de advertirnos cosas, de aconsejarnos algo, cuando constantemente nos dice que estamos haciendo algo mal pero lo ignoramos o no hacemos caso. Cuando ya "se hartan" es que viene ese momento de la vida donde todo parece que se detiene y que tenemos una nube negra encima de nuestra cabeza.

Lloramos. Pataleamos. Gritamos. Reclamamos y muchas otras cosa más. Gritamos a los cuatro vientos que no merecemos eso, que no es justo pero lamentablemente olvidamos que en el camino de la vida somos nosotros mismos los que tomamos las decisiones. Nadie va con nosotros y nos apunta con una pistola a la cien para que hagamos una cosa o no. No. Somos nosotros los que decidimos lo que hacemos y esas decisiones son las que nos va a traer a la larga consecuencias, buenas o malas, todo depende de la opción selecta.

Le decía hoy a un excelente amigo, a veces no necesitamos de la muerte para poder ver pasar frente a nuestros ojos la vida. Lo que hemos hecho y sobretodo lo que estamos haciendo. Esos momentos en que nos paran en seco, en donde pasamos por una experiencia en la que nos sacan las lágrimas, nos debilitan las fuerzas, nos sacuden el piso donde estamos parados; son esos momentos.

Nos permiten hacer un análisis de nuestra vida. ¿Qué estoy haciendo mal? Es lo primero que nos preguntamos y la respuesta sin duda (seamos honestos) la sabemos en un 99% del tiempo.

Requiere un borrón y cuenta nueva en la lista de nuestras prioridades. Si, porque si seguimos en ese mismo camino las consecuencias pueden ser peores que las que estuviésemos pasando en ese momento. Claro hay personas que son como flor de un día, no escarmientan y deben aprender de una forma peor.

¿Qué estamos haciendo con nuestras vidas? ¿Soy yo? ¿Este soy yo? ¿Mis prioridades están ordenadas correctamente? ¿Aprendí o es que acaso requiero de "un jalón de orejas" más potente? ¿Acaso quiero otro alto en seco?


P.D. ¿Acaso siempre debemos aprender The Hard Way?

7 comentarios:

maureen dijo...

Palas Palitas, ese post fue una serie de imagenes ultrarrapidas en la cámara de mi cabeza

Que sentidas tus palabras, fueron como latigazos y vinagre en heridas abiertas

Reorganizar prioridades

X ahí escuche .... La primera vez que cometes un error es culpa tuya, la segunda es culpa mia
Y como yo ya voy por números infinitos es totalmente mía la culpa

Gracias por la cachetada, ciertamente en estos días la necesitaba

Cuidate mucho saludos

WOLVERINE dijo...

Uf si supieras que en mi vida he tenido tantos altos en seco que ya debo estar medio atrofiado con tantos golpes, pero a veces aunque uno escarmienta ironicamente la vida te hace la jugada bonita para que vuelvas a tropezar con la misma piedra, a veces si se aprende, a las malas pero tambien hay que saber valorar esas experiencias por que a lo largo de la vida adquieren algo de sentido acompañadas con la palabra "sabidurìa", en fin solo hay que levantarse despuès de caer y continuar tratando de ser mejores personas cada dìa aunque sea a punta de "ALTOS EN SECO".

Salu2 de WOLVERINE.

PD: Por lo que veo en mi vida aùn faltan muchisimos altos en seco...

Alvaro dijo...

Claro, la vida siempre nos advierte cuando hacemos algo mal, y nosotros los seres humanos por orgullo y soberbia seguimos de necios haciendo lo mismo. Somos el único animal que tropieza con la misma piedra.

Si embargo, hay esperanza, siempre se puede cambiar, dar un giro completo a nuestra vida y seguir por un mejor camino. Y por supuesto, no es fácil, pero se debe luchar. Y como decía una alguien: "empieza con lo que es necesario, continúa con lo que es posible y lograrás hacer lo imposible".

Saludos,

ARMANDOKUN dijo...

HOLA PALITAS!!!

Buen mensaje para reflexionar, que lastima que algunas veces solo aprendemos cuando la vida nos hace hacer un alto en seco, pero hay que aprender de todos modos.

Por cierto:

HAS SIDO NOMINADA EN MI BLOG PARA UN MEME.

jeje1308 dijo...

Hola Palitas

Que duras pero que ciertas tus palabras...ME identifico totalmente con ellas, al punto de que senti como que estas narrando lo que esta pasando conmigo en este momento...

andrés dijo...

Siempre tenemos la oportunidad de detenernos a pensar y sobre todo de cambiar nuestro rumbo, tomar un camino diferente con menos obstaculos sin embargo pocas veces lo hacemos.

Pero eso no cambia el hecho de q la oportunidad esta ahi!

Saludos P

La Vida en Rojo dijo...

Te entiendo a la perfección!
A veces necesitamos que la vida nos pare en seco para replantear nuestras prioridades y darle un giro total a la vida.