viernes, 12 de agosto de 2011

Viajes

Hoy me hizo mucha gracia algo y a la vez me devolvió a esos recuerdos de mi niñez esperando ansiosa en el antiguo Aeropuerto Juan Santamaría a quien fuera el que viniera de mi familia. En especial si era mi madre o alguien bien cercano... la ilusión era llegar a la casa y que empezaran a abrir esa maleta y me dieran lo que me trajeron jejeje

Ahora si uno va a recogerlos al aeropuerto es porque o hay de otra y uno tiene el tiempo. Ya nadie le trae nada a nadie, la economía no está para eso así como la unión familiar es diferente a la de antes.

Mi suegra regresó del Norte Lejano (USA) y la sobrinita menor del Negro estaba toda feliz con sus seis pares de zapatos, su traje de baño, sus vestidos y juguetillos... ¡esa miradilla tan tierna e inocente!

Yo recuerdo que en mis mejores tiempos corría despavorada a las maletas de mis tíos o mis primos y las abría buscando ese paquete con mi nombre jejejjeje... que bonito... como crece uno y conforme uno crece todo cambia...

4 comentarios:

Luna dijo...

Awwww, Palix, yo recuerdo similar, mi tía me traía siempre cosas geniales de sus viajes, cuando mi hermano se fue para allá se vio en la obligación de siempre traerme cosas! jaja

Palas dijo...

jajaja Luniux, si es... bueno ERA un exito jajajaja :P

Luna dijo...

Era? jajaja Eh... si... eeeeste... si, jajaja.

Palas dijo...

jajaja Luniux, en mi casi si me traen algo ahora es porque lo compré por internet jajaja y así no cuenta :P