martes, 26 de octubre de 2010

De gris a...


En esos momentos en que todo se vuelve gris casi negro. Me frustro. Lloro.

Pero en esos momentos en que mi felicidad se vuelve un mito y solo acato a llorar, apareces tu...

Me abrazas, susurras a mi oído palabras que confortan mi alma y tus besos dan ánimo...

En ese momento respiro... y agradezco, si... ¡gracias Dios!

No sé que haría sin ti...

3 comentarios:

Amylois dijo...

Pero has dicho casi negro...siempre tienes esa puerta abierta a la esperanza...no?? y esa aptitud quizas sea la que a atraido a esos brazos y te han rescatado llenandote de colores!!!!!!!!!!!
Besos.

P. Vargas dijo...

Que chiva cuando uno puede contar con esa persona en lo momentos más difíciles de nuestra vida. Ahí es cuando uno no puede dejar de dar gracias a Dios por ponerla en nuestro camino y acompañarnos cuando más lo necesitamos.

Un enorme abrazo Palis!

pd. Se que a veces me pierdo, pero siempre paso a leerte, cuídate mucho amiga :D

.::.LOVE_POET.::. EduardoGC dijo...

Negro, color de soledad, color de tristeza... También es del corazón nublado, de un amor oculto en la pasión interminable de un amor eterno... Siempre sueña, enamórate, de eso se trata la vida, nunca dejes de sentir la llama de la pasión...
Me encanta tu blog, vaya obras de arte tan increíbles... Eres increíble Palas...