viernes, 1 de agosto de 2008

La edad de la inocencia


Era un día caluroso, esos en los que no provocaba salir de casa pero ella, como muchas otras veces, estaba en la calle haciendo un mandado... ir al banco... se lamentaba el momento en que le dijo a su madre que si.

Esperaba ese momento de irse a meter de nuevo entre las sábanas, en su cama Morfeo le esperaba con los brazos abiertos, de la misma forma que una vez Penélope aguardaba por Ulises, si, ella volvería pronto...

El sol sofocaba a todos aunque ella lo sentía como algo personal, vestía de negro pues la mañana había sido oscura pero a las nubes oscuras se les ocurrió correrse y darle paso al sol de mediodía.

- Que hambre... - murmuró.

Y antes de llegar al banco decidió pasar a esa heladería que la vio crecer desde niña, adolescente y que la ha perdido de vista durante su juventud. La verdad no sabía que productos ofrecían para ese momento pero iba con una sola idea, algo refrescante... por más hambre que tenía no estaba dispuesta a probar ningún bocado.

- Un milkshake de nieve de cas

Esa combinación de un fruto ácido junto a la leche le producía un gran placer y era lo ideal para saciar la sed en ese momento. Salió y en la esquina se detuvo, por ambos lados era la misma vuelta por lo que tomó a su derecha e iba con una sonrisa en su boca, si, se sentía como de 10 años otra vez...

Al rato sintió que algo la apartaba de ese mundo al cual recién estaba entrando, su milkshake y ella, empezó a mirar a la gente a su alrededor por alguna cara conocida hasta que en medio de la muchedumbre... una camiseta roja... una gorra... una sonrisa en un rostro familiar...

-Hola amor.- le dijo él

-Hola, ¿cómo estás?- respondió entre perturbada y emocionada por verle...

Un beso en la mejilla, su sonrisa fue siempre demasiado agradable y bueno, una espalda firme, amplia... tiene buen cuerpo pensó, el deporte le ha ayudado montones dijo para sus adentros.

Él, compañeros más de una vez en actividades de bien social, campamentos, paseos, fiestas... eran muy buenos amigos, ella siempre le tenía mucho aprecio, al igual que a cualquier amigo en ese momento. Para ella no existía nada mejor que la amistad, amigos... amigas... todo era divertido y emocionante...

Una noche en un campamento él se sintió mal y se quedó en la cabaña. Ella estuvo en las charlas y otras actividades pero luego se le ocurrió escaparse a ver como estaba, si, iría a ver si ocupaba algo y luego regresaría a la hora del baile.

Entró sigilosamente, no quería despertarlo si estaba durmiendo... pero no estaba del todo dormido. Le sonrió y le preguntó qué hacía ahí, ella le comentó que deseaba saber como se encontraba a lo que respondió que no muy bien, síntomas de calentura, gripe... nada que no iba a darle a uno después de mojarse todo caluroso en la tarde.
Ella se sentó a un lado de la cama y él recostó su cabeza en su regazo...

El silencio se mantuvo por unos cuantos minutos... mentiras, no recuerda cuanto tiempo pasó entre acariciarle el cabello y el encontrarse sus labios con los de él... si, un beso tierno, suave, y luego otro... otro más...

Las manos quietas pero iban guiadas por él poco a poco, si, ella en ese momento no sabía que hacer pero si se dejó guiar, demasiado inocente para ese momento, para esas caricias, para esos besos, para esas sensaciones pero... le gustaban... le gustaba lo que sentía... la noche era cada vez más fría pero los cuerpos cada vez más calientes...

No fue su primera vez esa noche en la montaña, no, pero no llegó al baile...

4 comentarios:

andrés dijo...

Wow palitas debo admitir que la historia esta muy erotica y bien narrada, me encanto la transicion del milk shake a ese beso y ese encuentro de montaña.

Autobiografico? jejeje

Saludos

La Morada dijo...

Me encanto el relato!

Dice la amiga de una amiga ^^ que es feo cuando un hombre "mañoso" arranca la inocencia utilizando un beso y sus manos...

PD. Que rico una milkshake, pero de Menta-Chocolate =D

maureen dijo...

milkshake??? x Dios quien recuerda el milkshake jajajaa

edad de la inocencia, que cascara palitas que cascara
muy buen relato
jajjaa

Palas dijo...

Andresito... Andresito... jajajajja... saludosss... me alegra que te gustara

Moradiux, si que feo eso... jajajaja...

Mau, heyyyyy... debe un voto de confianza al menos!!! jajaja cascara? vos crees?? jajaja...

Saludos queridos!!