domingo, 25 de noviembre de 2007

Domingo... ¿siete?


El día transcurrió genial... no tuve problemas en el trabajo más bien mi producción aumentó... vacilar con Pamela es genial... hice unas horitas extras... el día soleado hermoso... apenas de playa...

Decido ir a ver cuanto debía de las tarjetas... comprar comida para la casa... tomarme mi tiempo y...

Casi me para un tráfico (Chaz... shhhhh...), y me fuí en un hueco descomunal que se encuentra en frente de la casa de Chaz... quedo paralizada... "Mi padre!" es lo único y primero que se me viene a la mente...

Entre cinco hombres, muy buena gentes ayudan a sacar el carro... pero es un ángel... una de esas personas demasiado buena gente... la que toma su tiempo, parquea su carro, hace esperar a su acompañante y me ayuda con la llanta...

En mis años de conducir no recuerdo haber cambiado ninguna... Burbuja I miss you!!!

De regreso ese temor... ese no bendito temor... me sentí como una mujer agredida cuando va llegando a su casa... no les miento, aún me tiemblan las manos pero tenía que escribir... un desahogo mejor que las lágrimas para mi gusto...

Andaba con el carro de mi padre... y el carro para mi padre es cómo o más que un hijo... le conté la verdad luego de que me llamara para gritarme del porqué pasó en bus y no vio el carro en el parqueo temprano. Cuando le conté fijo retuvo su colera... tomó mi ID del trabajo me lo dio en silencio y a mi no me quedó más que devolverme entre lágrimas para mi casa...

Qué patética actitud la mía... pero no tengo muchas opciones... es así... siempre es así...

Hace calor... Kam ya no viene hoy... tengo pendiente cocinar con la misma emoción que me fui de compras... que llegue la noche y pueda compartir felizmente con mis amigos.

No quiero menospreciar el apoyo de mi madre que en este tipo de situaciones siempre esta conmigo... y gracias Chaz por llamarme... me sentí bien...

Y no sé porqué pero todo esto me hizo recordar esa frase de "Salir con domingo siete"... ¿habrá sido este uno de ellos? Que Carmen Lyra lo juzgue por sí sola mejor...

No hay comentarios.: