sábado, 16 de abril de 2011

QuIeRo. dEsEo. GaNaS.


Tengo ganas de ser mala. De hacer travesuras. De no pensar en nada y solo verme en el ahora, en el YA! Hasta mis ojos dejan ver ese brillo diabólico o más bien aventurezco (juzgue usted).

Esas palabras quedaron rebotando en el lado de mi cancha... qué serán? Una provocación y lo peor que fue con los tacos de frente, ni tiempo para el calentamiento pero... quién ocupa calentar? o más bien... caliénteme!

Por dicha que el cuerpo no se manda solo... ni las hormonas... ni las ganas... sino las historias serían diferentes, como las de antes recrimina mi memoria y me queda más que reírme de mí misma.

Esta noche apuesto que la luna anda haciendo de las suyas. La marea debe estar entre baja y alta... alocada... revolcándose con la arena en las rocas a la orilla de la costa.

Y es que tengo ganas de ser mala... mala, mala...

4 comentarios:

andrés dijo...

Sin embargo es tan tuanis dejarse tentar por las hormonas, ese calor que te recorre el cuerpo y la mente que se deja llevar...

La sensacion es embrigante - los efectos secundarios pueden ser desastrosos!

Palas dijo...

De acuerdo!!! jajaja... los efectos secundarios no sirven, deberían "vender" las hormonas bajo receta médica pero de la verde jajajaja

Besos ronceaditos ;)

Be dijo...

Este es de esos post q provocan una sonrisa de complicidad xq entiendo ese sentimiento..

A veces, de vez en cuando, es bueno dejar q esos impulsos hagan de las suyas..

Palas dijo...

Be, si jajaja es interesante... ¿existirá algún "anticonceptivo" para los efectos secundarios? XD jajaja no sé ayer pensé en eso jajaja

Besos Be!!1 ;)