domingo, 21 de marzo de 2010

Silencio obligatorio


Llevo dos días en los que no he podido hablar y de cierta forma me siento un poco incómoda... me gusta poder decir lo que quiero cuando quiera y esta garganta enferma y adolorida no me lo permite.

La tos a veces es molesta porque siento que golpea la garganta y hace que duela más.

No he podido tomar tantas cosas frías como antes, eso si, volví a los tecitos... hoy he pasado a puro té verde con gengibre y limón...

Trabajar en semejante estado es fatal... por dicha tenemos un messenger interno y solo así puedo hacer mis consultas jejeje...

Lo malo, que por esto no incapacitan... aunque fuí a la doctora del trabajo el viernes y solo me envió acetaminofén, ibuproceno y allegra... me tomé un par de tabcin gel moradas para la tos y nada...

Ahora bien, he reflexionado un poco en las personas que no pueden hablar... no sé como hacen pero definitivamente son admirables...

Ahora a seguir tomando tecito, tomando pastillas, esperar a mis sobrinas que vienen de Papagayo y alistarme luego para ir a trabajar...

2 comentarios:

andrés dijo...

Pues ojala te cures pronto palitas yo tambien me quede afonico hace unos años e un paseo a la playa, sencillamente no podia hablar y a parte de lo frustrante q puede ser es tamben vacilon xq uno aprende a escuchar y te das cuenta de la clase de burradas que la genet se deja decir!

P. Vargas dijo...

Es duro amiga. No poder expresar lo que pensamos o sentimos. Espero de verdad que pronto recuperes tu voz y puedas continuar con tu vida normalmente.

pd. Disculpa la ausencia, la operacion, el trabajo y estar sin compu nos tuvieron alejados varias semanas, pero ya que pusimos internet en la casa, nos seguiremos leyendo más seguido. Un enorme abrazo!