lunes, 1 de marzo de 2010

Ciudad I


Hoy tuve que ir al Tribunal Supremo de Elecciones para hacer unas vueltas a mi madre y tuve la oportunidad de caminar un rato por la zona mientras hacía tiempo para que me dieran el documento.

Como no tenía plata y tenía que darle algo al "Guachiman" fuí al cajero del BCR y para suerte de los mortales y no tan mortales, estaba malo... así como el Popular... opciones:

1. Buscar en las monedas que tenía en el carro pero no alcanzaba para los timbres también

2. Caminar hasta la sucursaldel BCR que está por El Rey

Como aún tenía media hora por perder opté por la segunda opción, de hecho la única que tenía, y de vuelta pasé a AM PM para comprarme algo para desayunar mientras pasaban ya los otros 15 minutos que faltaban. A diferencia de los otros AM PM que he frecuentado, en este no ví las ofertas que siempre tienen así que me decidí por un capuchino grande y un arrollado de pollo.

Después de darle dos mordiscos al arrollado y tomarme el café, hice la fila de nuevo para entrar al TSE y decidí llevarle a mis gatos la mitad del arrollado, es que... no me gustó = S

Luego de la fila para los timbres, tocó la fila para que me dieran el documento... entre reclamos de una señora porque como no sabía donde ir a hacer su fila para renovar la cédula, me dirijí por fin a una puerta que decía "Salida" pero para mi sorpresa no se puede salir por ahí... a regañadientes me fuí al primer piso para salir por donde entré...

Luego me fuí a la Casa Amarilla... bueno por detrás... luego de cinco vueltas no encontraba a nadie para comprarle una boleta... con estas nuevas multas no sé ni quiero saber lo que le cobran a uno por parquear sin boleta... a la sexta vuelta por el mismo lugar se la compré a una señora pero como no tenía cambio me dijo que se la pagara cuando cambiara el billete de mil.

Me hizo gracia la confianza que me tuvo... cierto pueden ser tan solo 400 colones pero es de lo que vive ella y su familia. 40 minutos después salí de la oficina y ya me venía para la casa... una vuelta y no la ví... hasta que la ví por el retrovisor sentada en su banco como a 200 metros, así que ni modo, otra vuelta a la cuadra y pude pagarle.

Me imaginé en ese momento todo el tipo de historias que ella puede tener de la ciudad... sin duda ella es un personaje importante así como los otros que trabajan vendiendo boletas... ganan como un 90% de la boleta pero al menos nos hacen un favor de estar ahí a la mano y evitarnos ir a la muni a comprarlas...

1 comentario:

Terox dijo...

Hay gente que a uno le hace preguntarse qué vida llevarán... precisamente ahí en el TSE estaba yo esperando que me llamaran para renovar cédula y se me sentó a la par un carajo con toda la pinta de cuidacarros... el sistema ahora es coger una ficha y lo van llamando, pero para el doncito era un problema porque casi no veía... así que viendo su ficha, le dije que iba despues de mí como 10 campos... al rato sacó una moneda y me dice: "¿estos son dos euros? Dónde los puedo cambiar?" En efecto, eran dos euros, y le dije que los podia cambiar en el BCR... quién sabe quién le dió esa moneda y de qué vivirá... en fin, una historia más que uno nunca conocerá...