martes, 18 de agosto de 2009

La importancia del servicio al cliente

Foto: Oporto


Bueno siempre nos quejamos del servicio que recibimos y a la vez siempre agradecemos cuando nos tratan super bien... o al menos yo si lo hago.

Ayer como mi madre no andaba en carro decidí ir por ella al trabajo y de camino le dije que pasáramos por "una chorreada" a un restaurante rústico que queda por San Pablo de Heredia (por la MABE, a la par de una venta de frutas, en una intersección) de la cual no me recuerdo en este instante el nombre. Es una casa vieja hecha restaurante típico. Entramos y aunque yo andaba en pijamas (si si, pantalon de animalitos, una camiseta negra y sandalias jejeje) nos sentamos y nos llegó atender un joven que venía silbando y con una sonrisa en sus labios.

Pedimos una olla de carne mediana para compartir (al chile que comérsela uno solo sería demasiado!) y les cuento que estaba buenísima, la mejor olla de carne que he probado en un restaurante, 100% recomendada.

El muchacho iba y venía cantando, silbando, sonriéndo, hablando con uno y vacilando... si yo le dije que él fijo estaba enamorado, era mi única explicación para tanta felicidad y... no estaba equivocada XD jajajaja...

Pero aquí no quiero destacar el enamoramiento sino el EXCELENTE servicio que brindó el muchacho. No era de esos meseros que al verlo entrar a uno hace una cara como de "uyyy no otro cliente", o de los que se quedan como guardias a la par tuya y enjachándote esperando tu orden y eso que apenas llevas diez segundos con el menú en la mano o de los que no te mencionan ninguna palabra en el transcurso de tu comida pero pasan deseando que te vayas pronto... no, el muchacho fue todo lo contrario, nos hizo sentir a mi madre y a mi bienvenidas en todo momento.

Pedimos la chorreada luego de la olla de carne y finalmente un café chorreado en la mesa...

En la noche salí con Chris, uno de mis mejores amigos de la U y él decidió que comeríamos comida italiana en Oporto, un restaurante que queda camino a La Aurora de Heredia, por San Francisco de Heredia... ¿perdido? detrás del Hipermás...

Uno asocia esos lugares a precios caros, comida deliciosa y bueno buen servicio... todo lo contrario nos pasó ayer...

Mi Lomito de la Casa me supo a cualquier cosa que puedo cocinar en casa... Chris pidió Spaghetti Frutti Di Mare pero eso parecía... bueno... si les cuento que los spaghettis que sirven en los casados saben y se veían mejor, eso lo dice todo. No estaban al dente, estaban REcocinados y lo peor, estaban cortados... si, no podía dárseles vueltita en el tenedor, se caían.


El mesero nada que ver con el anterior y bueno solo el postre estuvo bueno, ah pero del menú solo podías escoger como tres cosas, de lo demás no había. Al salir Chris le dijo al cajero lo que le pasó con su comida y nos dimos cuenta que lo que pasa es que una vez a la semana va alguien a cocinar el spaghetti... si, imagino que los cocinan, los hacen en paquetitos y los congelan para que duren toda la semana...

En fin, la importancia del servicio al cliente es trascendental. Sin duda la apariencia y/o nombre de un restaurante no es sinónimo de buen servicio o rica comida siempre... anoche sin duda lo típico fue mejor que lo italiano...

9 comentarios:

andrés dijo...

Esta como cuando fui a un restaurante que es caro, conocido y goza de buena reputacion, una cucaracha decidio subirse a la mesa y pasar a saludar....

La reaccion del restaurante.... darme un postre gratis!!!... tuanis!!

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* dijo...

algo que siempre he visto, es que, en los pequeños restaurantes, aprecian mas a un cliente, que un restaurante fino y de renombre.

A mi me ponen a escoger, y prefiero el pequeño restaurante, donde la comida sabe mejor, donde te atienden como si fueras de la casa, y sales lleno, cosa contraria a los finos, que a veces es insípida, te atienden fríamente y lo que sirven es solo para rellenar una muela... y carisimo.

Carlos Oliveros dijo...

que bueno que te atiendan bien, es mas la comida te sabe mejor aun

un saludo, encantado de conocerte, te seguire de cerca

Dica dijo...

Atender al cliente de buena manera es algo tan lógico que es tonto cuando no lo hacen, en el caso de lugares de comida aún más, si uno es tratado con cortesía pasa por alto cosas como que la comida duro mucho, que le faltaba sal... en fin una sonrisa puede más que mil cucharadas (que mala esa) además si la comida es excelente pero te trataron como si hubieras pedido todo gratis jurelo que no vuelve a ir a ese lugar, así que con un buen trato sumado a atención aceptable se aseguran clientela y hasta publicidad gratuita.

Para no repetirlo apoyo lo que comentó Hei.

Una pregunta, mis papás se "aniversan" a finales de setiembre alguna idea de donde los puedo enviar a comer? que sea lindo y romántico como ellos... help

Saludos

Guerrero dijo...

Mae un garrotazo con buena atención, es un garrotazo que te deja con ganas de regresar, jajaja, suena chistoso pero es cierto...

tuanis.

P. Vargas dijo...

Completamente de acuerdo mi querida amiga. No hay nada como sentirse en casa cuando vas a un restaurante.

En Atenas hay uno que se llama la Trocha del Boyero, de comida tipica, una vez fuimos y la atencion que nos dieron fue tal que se ha convertido en nuestro lugar para celebrar ocasiones especiales. En dos años nunca me he sentido mejor una comida que en ese lugar.

Saludos y buen provecho jaja!!

Terox dijo...

Andrés, no sea jetón, confesá que la cuca la llevabas vos en la bolsa...

Yo antes pasaba mucho por enfrente de ese Oporto, y parece de esos desnucadores (por los precios). Ahora con esa referencia tuya, menos que me la juego...

De fijo, creo que en algún momento iremos a ver que tal está el otro... por la Atlas... digo, Mabe...

Resulta increíble que los meseros sean tan brutos que aún ganando por comisión, no traten de hacer bien su trabajo...

Ka-tica dijo...

uuuf ciertisimo!!!
es precisamente la individualizacion del servicio, la atencion personalizada... y hasta el cariño con que se hacen las cosas!
el esfuerzo que se toma preparar lo que se vende etc...
eso se ve reflejado en la mayoria de lugares!!!
yo fijo prefiero el cafecito chorreado "in situ"... y ya me dieron ganas de chorreada con natilla y cafe =P

Sotela dijo...

Completamente de acuerdo. Y no aplica solo en restaurantes sino en todo, más comunmente en la llamadas de servicio al cliente.
Q podemos hacer nosotros? Agradecer un buen servicio tal como lo dijo Palas.
Saludos