domingo, 2 de diciembre de 2007

La Universidad


Esa sensación de no saber si estudiaste lo suficiente. Pensar por un momento que esas noches anteriores que se reunieron para estudiar terminó con esas famosas noches de “Velas y Vino” donde uno de tus amigos con guitarra en mano, las líricas a un lado y con esa alegría característica de todo joven, entonaba esas canciones que no se olvidan.

Muchas de esas noches en la U se olvidan, así como las fiestas de la Escuela, las obras de teatro para celebrar el Día de la Tierra, la noche de poemas donde fijo Chalo iba a estar participando o planear una fiesta en minutos en casa de algún amigo que viviera cerca. Y es que son esos y muchos otros momentos donde aprendes a querer la universidad, los profes, las fiestas, los cursos y claro las giras.

Saber que vas a combinar la carrera que te gusta con salir y conocer más tu país pero verla no con ojos de turista nacional sino desde una perspectiva diferente. Cuando una montaña deja de ser una simple montaña, cuando una playa deja de ser una playa, cuando una piedra se transforma en roca.


Existen también esas tardes donde uno esta esperando salir de clases para irse a tomar algo y compartir con los amigos. Buscar esos lugares que son baratos y concurridos por los universitarios, ver donde van a jugar pool, futbolín o simplemente hablar un rato mientras escuchan buena música. Eso me hace recordar el Doble 00, donde la atención personalizada de don Gilberto o El Flaco era fija, un apretón de manos o un beso, ni te pregunta lo que deseas porque ya lo sabe además de que si deseas escuchar tu disco favorito, tienes la libertad de pedirlo.



Cuando los profes dejan de ser solo profes y se convierten en tus amigos, espectadores de tus éxitos y fracasos. Donde no solo te regañan si deben de hacerlo sino que te felicitan o te dan un consejo sin costo alguno.



La universidad… una combinación de libros… clases… fiestas planeadas… fiestas espontáneas… bailes… amigos… profes… exámenes… palmadas… trabajos grupales… individuales… exposiciones… giras… escapadas… travesuras… y más. Es sin duda una experiencia que uno debe recordar con placer pero sobretodo aprender.

No hay comentarios.: