lunes, 30 de diciembre de 2019

Casi el adiós


Se nos va el año.
Estamos a un poco más de 24 horas de despedirnos.
Me duele la cabeza, pero por razones diferentes a las tuyas.

El lunes pasado tuve esta misma sensación de cansancio, de no dar más, de querer dejarlo todo e irme.  Creo que eso pasa cuando uno regresa de una semana de vacaciones y más si se pasan en las hermosas tierras guanacastecas.

Ya casi nos toca decir adiós pero puedo decir, sin temor a equivocarme, que este ha sido un gran año, el mejor de los años.

Espero felizmente ese 20/20, si, justo como la vista 20/20... se vienen cosas nuevas, momentos mejores y creo que se vive con una madurez distinta.  ¿ Es eso lo que pasa cuando uno va a llegar a los 40s?

Tengo muchas cosas por mejorar, proyectos que iniciar, unos por retomar y otros que desechar.  Pero sigo feliz de la vida, como siempre, sin perder esa esencia palística de siempre.

No recuerdo haber despedido un año tan feliz, tan satisfecha, tan...Gracias, si... ¡Gracias!

"Be happy on purpose. Look for the rainbow when it's raining. Find hope even when it's bleak. Choose forgiveness even when bitterness is easier. Choose love even when it feels impossible. Make it a habit to choose joy as much as you posible can because life isn't meant to be lived in disappointment or frustration. It’s not meant to be lived in hatred... It’s meant to be lived laughing so hard that your stomach hurts. It’s meant to be filled with soft moments of love. It’s meant to be filled tight hugs that last for minutes. Live is meant to be lived happy."

No hay comentarios.: