sábado, 27 de abril de 2013

17 de Abril del 2009


Más de una noche, fría, oscura y sola...
Se volvía cálida, estrellada y compartida...
No, cálida no...
Se volvía demasiada caliente con tu voz,
tus gemidos, tus pedidos, tus palabras...
Hasta llevarme al límite...
A perder control de mis acciones...
Por un momento dejaba de ser yo para perderme en el éxtasis de nuestras ganas...


Escrito un 17 de Abril del 2009

No hay comentarios.: