martes, 26 de marzo de 2013

"Pecaditos"


Hay "pecaditos" que uno no debe cometer... una feliz diabética como yo no puede comerse un par de empanaditas de piña y de chiverre.  Y no es por la época, pues me las comí por la época, la promoción de las mismas entre mis [email protected] de trabajo.

Sucumbí al delicioso olor de las empanadas recién horneadas... tostaditas... llenitas con la mermelada, cero comerciales...

Unos bocados y hasta que me quiere explotar la cabeza del dolor y ni qué decir de los brazos pero... nadie me tiene probando lo que no debo probar.  Lately, me he portado bien, he bajado unos kilos de peso de enero acá y mi azúcar tiene mejor rango. Así que unos antojos pueden sacrificarse para seguir adelante bien... hacer las cosas bien...

Next time, don't do it Palitas.

miércoles, 20 de marzo de 2013

"Bad hair day"





4:30am

Suena el teléfono.  Mi padre levantándome.   El inicio de un nuevo día... dos minutos después sigo en la cama y llaman de nuevo: el Negro.

A duras penas me levanto de la cama 15 minutos más tarde de lo esperado.  Correr al baño.  Inyectarme insulina.  Mudarme.  Desayunar.  Comida de las mascotas y enrumbarme al trabajo.  Ni un minuto tarde porque las presas a la hora de entrar al trabajo están en aumento gracias a los arreglos de los "muertos".

Olvidé los aretes. "NOOOOOOOOOOO!!!" Salir sin aretes es como andar desnuda por la vida... bueno, al menos las orejas.

El cabello recogido con una prensa... a ratos... "pelos parados"... que ni el gel logró domar...

Añoro la cama desde el mismo momento en que la dejé... mis ventiladores... mi cobija... hasta el Negro para tenerlo entre mis brazos y al rato colarme entre los de él... ver anime juntos o una peli...

En fin... ánimo que ya casi termina el día laboral, falta menos que a las 4:30am y ya solo eso es importante.

"Cuando pierdes, no te fijes en lo que has perdido, sino en lo que te queda por ganar."

lunes, 18 de marzo de 2013

Recuerdos de café


Te pensé, si... te pensaba recientemente...

Cómo estarás? Seguirás con ella? Qué pensaste de mi? Será que tu no podías lidiar con la simple amistad?

Pensaba.  Divagaba en mis pensamientos sobre ti... (aquel día navegaba sobre ti... acaso no es eso mejor?)

Recuerdo tus ojos, esos ojos negros que me cautivaron... talvez la combinación de tus ojos, el olor a café recién chorreado, el desayuno... no sé, los planetas se alinearon y navegamos... yo en ti... tu en mi...

Pensaba en ti un día de estos.  Solo me preguntaba si eras feliz, cómo estabas, qué pensabas, si habías logrado todo aquello que te habías propuesto, como está tu hijo... en fin...

Solo recordaba aquel café...

"Nosotros recordamos, naturalmente, lo que nos interesa y porque nos interesa." John Dewey

Sueños de...



Desperté 10 minutos antes y no pude devolverme al sueño.

Recuerdo que en una época no muy lejana me dedicaba a leer sobre los sueños y sus significados y hoy, se los juro que me quedé en la cama 10 minutos más esperando y confiando que me iba a devolver al sueño pero no... grrr...

No sé ni como empezó el sueño, ni bien como transcurrió pero había una boda de por medio... al final...

Antes me recuerdo que trabajaba como asistente de ese que se iba a casar... recuerdo visitas a moteles... recuerdo que éramos amantes y cero problema con ello.  En alguna oportunidad una señora me ayudó a salir para que no me viera la novia jeje... luego otro señor y su señora me ayudaron para lo mismo.  No pregunten que no sé porque soñé esas cosas jeje pero me parecieron graciosas en el sueño y me lo parecen ahora.

Nos hospedamos en un hotel aunque antes de eso recuerdo andar manejando moto... quién sabe para dónde iba pero me imagino que era para alguno de los encuentros.

Me recuerdo del apartamento de él... su mirada que erizaba la piel...

Recuerdo que nos hospedamos todos en un hotel para la boda y yo estaba escabulléndome para verme con él.  Mi madre y mi hermana tratando de meterme conversación pero yo no quería...

Cuando logré irme, andaba con un vestido de tirantes color piel y brillante, al cuerpo, espalda abierta, largo, color piel, cabello recogido y en el cuello una cadena con un dije del oso de Tous en oro.  Cuando me dí cuenta me asusté pero volví a ver a quién me lo entregó... el padre del novio que sabía de nuestra relación (con su hijo) y la aceptaba, es más ese dije me lo mandaba él para que lo luciera en la boda y por supuesto en el encuentro que ya íbamos a tener.

Salgo corriendo como puedo para llegar a tiempo a donde nos vamos a ver y en eso se revienta la cadena.  Saliendo al lobby veo la joyería y decido pasar antes de irlo a ver.  En eso el teléfono suena y la dependiente me lleva a hablar con el gerente de la joyería... él me espera y... despierto.

Esto pasa como dentro de 10 años... él es macho, ojos celestes, tiene manos grandes, varonil... quería volver al sueño para encontrarme con él.

Ves cosas y dices,"¿Por qué?" Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo, "¿Por qué no?" 
George Bernard Shaw

martes, 12 de marzo de 2013

Sick of being sick


Llevo más de una semana de estar enferma... una tos necia, dolor de garganta, siento que tuviera metido una motita de algodón que me causa náuseas al punto de vomitar de vez en cuando.  El hambre se me va pero me tengo que obligar a comer sino luego me voy a enfermar del azúcar y es que si no es una, es otra y esto cansa.

No te cansa estar enfermo? A mi si...

Este yogurt me sabe a pastilla... y no sé ni qué voy a pedir de almorzar... no tengo hambre :(

Ayer me devolvieron a la casa y sí, descansé... jarabes nuevos, pastillas nuevas, antibióticos nuevos porque... los que me dió la doctora del trabajo tienen azúcar y como que no...

"La salud no lo es todo
pero sin ella,
todo lo demás es nada."
Schopenhauer

lunes, 4 de marzo de 2013

Desesperanza



Estoy feliz en muchos aspectos importantes de mi vida pero eso no impide que tenga estos ratos de desperanza.

De querer pegarme un tiro... desaparecer... no pensar... que no dependan de mi... no pedir ayuda.

(lapsus de casi media hora)

El sonido del Whatsup... un mensaje que no esperas pero te roba una sonrisa y cae como bálsamo a las heridas...

Por dicha he aprendido a sonreir con cosas pequeñas de la vida... pero que me dan gran satisfacción.

Hasta aquí dejo el post de "desesperanza", no quiero hablar de cosas malas... ¡estoy feliz!